El viento es la corriente de aire que se produce en la atmósfera al variar la presión.

Ese viento que a veces sopla con fuerza y otras veces se transforma en una suave brisa.

Un viento que recorre kilómetros y kilómetros a grandes velocidades. 

Un viento que enfurece y que otras veces relaja.

Y es que el viento es como el amor, que no lo puedes ver pero sí sentir.

Pero el viento se resiste al colibrí.

Ese ave preparado para luchar a grandes ráfagas de viento reajustando los ángulos de sus alas con un elevado ángulo de ataque.

El colibrí con 4 especies donde su plumaje es principalmente verde o gris claro.  

Un ave que su período de vida es corto, de 3 a 4 años, aunque la mayoría no sobrepasa del primer año.

Y ese ave, el colibrí, es el protagonista principal de este outfit. 

Una camisa en denim lavado con bordado delante, cuello abierto, mangas cortas y bajo recto de la marca H&M.

Con un corte estándar con cintura ligeramente entallada para una buena libertad de movimiento y una silueta elegante y cómoda.

Para completar el outfit, hemos escogido un pantalón de vestir y unas deportivas blancas con detalles en negro, ambos de Zara.

Les invitamos a que dejen sus comentarios sobre este look