El sábado se celebró la última jornada de la Semana de la Moda Baño de Gran Canaria 2017.

Los primeros en desfilar fueron Gottex e Hipertrófico SW.

La colección Gottex para el 2018 está dividida en diferentes historias. Jumbled Geo (una vibrante historia de estampados multicolor), Hyperflora (el estilo floral continua de forma importante en las colección de la marca), Exotic Vibes (estampados de tema animal también es incorporado en la colección de esta año).

La marca hipertrófico presentó su colección “Funny Garden” pero no se lo contaremos aquí, y es que queremos hablar de esta marca en un post especial (así que atentos).

Luego le siguió Livia y Arcadio Domínguez.

La colección de Livia está inspirada en los viajes, descubriendo el mundo y la riqueza de culturas, de Asia a Polineasia, para un regreso final a Portofino, y vivir la Dolce Vita antes de acabar el viaje en Monte-Carlo. Todos los trajes de baño son reconocidos por su comodidad, resistencia y durabilidad en el tiempo ya que cuentan con fibra Lycra y Lycra Xtralife invista.

Las chicas y chicos de Arcadio se funden esta vez en un abrazo que los derrite, y los enreda entre carne y sangre. Rojo y Granate, Marino y Negro, Lycra, algodón y raso/ Tachas, tachuelas, ollados, y cintas de seda. Las Arcadinas y Arcadinos ceden el protagonismo a las siluetas y el color, firmando las prendas en los puntos clave donde la sensualidad se censura.

Miss Bikini y Aurelia Gil partieron la tarde.

Refinados bordados hechos a mano, diseño y creatividad con la fabricación de alta calidad, son los puntos clave de la marca Miss Bikini Luxe Identity. Se centra en mujeres con actitud y con un fuerte poder de compra.

Aurelia Gil sorprende con su colección “Cápsula A4: 928-POP (LATINO)”. A partir de la intención de plantear un discurso estético que fusione la sensación pictórica de manchas multicolor al estilo Pollock con la paleta de colores primarios de Warhol y con los elementos más autóctonos de souvenir de cierto carácter latino como puede ser el “Plátano de Canarias”. Un juego estético que plantea cortes deportivos, corseteros y básicos jugando a las ataduras en X, los escotes en V, las mangas y las tiras que enredan la piel.

Banana Moon se apropia la tendencia del baño de los años 70 y mezcla sus códigos legendarios con el estilo californiano: colores, frescuras y feminidad son su presentación. Esta colección hace soñar con el sol durante todo el año. Un verdadero cóctel de buen humor.

Recess es la colección de Dapresa. Esta colección viaja a las años 80 y se adentra en un instituto Americano. Formas geométricas, colores y estampados, que nos evocan a una época donde la exuberancia y el exceso estaban muy presentes en vestir. Una colección donde están bien marcados todos los estereotipos: Nerds, Jocks, Populares y Scouts.

Custo Barcelona, una de las marcas invitadas, presentó su colección para el año que viene. Una colección muy colorida, donde combina diferentes estampados con colores vivos.

Calima y Maldito Sweet cerraron la pasarela de este año.

Freedom es la colección para el año que viene de la marca Calima. Apuesta por la libertad, decidida en consonancia con la vida, la naturaleza, el viento y el mar. Capaz de sentir cada instante de su vida al máximo, disfrutarlo como uno quiere.

Y por último, cerrando esta edición de la Gran Canaria Swimwear Fashion Week, Maldito Sweet presentó su colección. Como si estuviéramos en Bolliwood, Maldito Sweet presenta su cuarta colección de moda baño. Creaciones llenas de color, están orientadas a una mujer contemporánea y cosmopolita, fuertemente provocativa, que destaca por su constante búsqueda a la hora de expresar con su look algo nuevo e inesperado. Sensualidad y anticonformista feminidad, puede resumirse de esta colección. Bañadores, bikinis y trikinis se aúnan con un fuerte detalle en los complementos. Este año, la marca presenta por primera vez la línea masculina, un paso más que hace dicha marca.