Bárbaro, así podemos definir como hemos pasado el fin de semana pasado.  Y es que Hyundai Canarias nos ha invitado a probar su nuevo modelo, el Kona. Un vehículo que ha llegado para revolucionar el mundo automovilístico.

Nuestra aventura empezó el viernes, día que recogimos nuestro Kona. Nada más entrar notamos lo amplio y cómodo que era comparándolo con nuestro cochito (de casi más de 10 años). Pero sin duda nos sorprendió por la tecnología con el que está equipado, y es que para amantes de la última tecnología como nosotros es una pasada.

Kona pertenece a la categoría de los SUV subcompacto con un diseño innovador y fresco. Su diseño exterior mantiene la nueva identidad que la marca está utilizando, como la parrilla delantera en forma de cascada. Además, su robusta apariencia en carretera con llantas de aleación opcionales en dos tonos y sus 18″, está disponible en diez colores combinables con dos diseños de techo, proporcionando así veinte combinaciones diferentes.

La combinación que nosotros usamos fue amarillo acid con techo de color negro. Una combinación que desde Hyundai nos comentaron que en un principio pensaban que no tendría aceptación y que al final ha triunfado.  A nosotros nos encanta y es más, podemos decir que hemos visto por el retrovisor como algunas personas que paseaban por la calle se daban la vuelta para mirar el coche.

Pero si el exterior llama mucho la atención, ni se imaginan como es el diseño interior. En este caso el modelo Aloha, que fué el que nos facilitaron, posee asientos de cuero, al igual que el volante. Los acabados del salpicadero con una línea lisa y contorneada, contrastan con los elementos en color oscuro que representa su carácter tecnológico. Además ofrece al cliente diferentes colores (naranja, lima y rojo) en función de la carrocería. En este sentido podemos destacar los cintos de seguridad, que en este caso eran de color lima y que tanto triunfaron en nuestras stories (que por cierto, gracias por estar ahí y ver todas nuestras stories de instagram y por sus comentarios).

Diseño exterior e interior brutal, pero lo que nos alucinó fue, como ya señalamos anteriormente, su tecnología. Una tecnología punta donde destacamos su pantalla táctil de 7″, aunque el modelo Aloha viene equipado con una pantalla de 8″, que al conectar tú móvil puedes ver las aplicaciones compatibles, como fueron Spotify, Google Maps y Whatsapp… Y sí, puedes utilizar Whatsapp, ¿cómo? muy sencillo, cuando te llega un mensaje que puedes escucharlo,al igual que responder con unas simples órdenes de voz.

Otra novedad es su HUD, un display que proyecta información relevante directamente en la línea de visión del conductor sin entorpecer la visión en la carretera. También el Kona viene equipado con un sistema de sonido de la marca Krell de 8 altavoces.

Y ahora ustedes nos dirán: “perfecto, todo muy bonito, pero ¿ y la seguridad?”. Pues la seguridad es inmejorable. Todo el tiempo que estuvimos conduciendo no nos sentimos  nada inseguros. Kona cuenta con un sistema de frenado autónomo de emergencia con detección de peatones y creemos que de colisión (esto si que no lo llegamos a probar, jejeje), detector de ángulo muerto (muy útil), alerta de tráfico trasera, asistente de mantenimiento de carril (nos gustó porque era muy fiable y en el caso de que pisabas la línea con un movimiento extraño, empezaba una señal acústica para avisarte), luces estáticas en curvas y luz en carreteras inteligente. Además tiene sensores de aparcamiento y cámara trasera para que la maniobra de aparcar te sea lo más sencillo posible.

Como les decíamos fue un fin de semana bárbaro, no paramos. Estuvimos todo el fin de semana con el coche, sacando el mayor rendimiento posible.  El sábado, nos fuimos a Sardina del Norte, para terminar en Gáldar y subir hasta Artenera.

Aprovechamos el Pinar de Tamadaba para descansar y realizar un par de fotos, y ya por la tarde vuelta a la capital, pasando por Teror y Arucas.

El domingo aprovechamos para salir a comer.  Visitamos el Restaurante Casa Brito, que para los que no lo conozca, está en Arucas y su especialidad es la carne a la brasa (muy rico).  Terminamos el día subiendo al pueblo para visitar a la familia y comer unos churros con chocolate calentito.

Y sí, el gasto de combustible del Kona es bajo. Aunque su consumo es un poco más alto que lo indicado por la marca para este modelo, apenas se movió el indicador del nivel del tanque de su sitio. Comentarles que ahora mismo sólo está su versión en Gasolina y se espera que este año salga su versión Diesel.

Pues así fue nuestro fin de semana bárbaro con Kona. Un coche moderno, robusto, con la mejor tecnología y sobre todo seguro, que lo podrán descubrir en las diferentes City Store ubicadas en el CC7Palmas y CC Los Alisios.

Muy pronto verán el vídeo que hemos realizado en nuestro canal de Youtube, así que atentos.